satelital

Valle de la Luna

Un va­lle co­mo en la Lu­na

Una se­rie de ca­pri­cho­sas for­ma­cio­nes don­de se apre­cian algunas que asemejan a un vas­co con boi­na, a un pe­rro, una es­cul­tu­ra na­tu­ral pa­re­ci­da a un moai (es­ta­tua de la Is­la de Pas­cua) y aún una ro­ca en pre­ca­rio equi­li­brio.

 

Más allá de su be­lle­za na­tu­ral, lo más va­lio­so de Is­chi­gua­las­to son los ya­ci­mien­tos ar­queo­ló­gi­cos de los di­no­sau­rios más an­ti­guos que se co­no­cen. Sus es­que­le­tos ya­cen allí, fo­si­li­za­dos, pe­ro per­fec­ta­men­te con­ser­va­dos, des­de ha­ce más de 230 mi­llo­nes de años.

 

En­tre nie­ves blan­cas y aguas ne­gras

Al re­tor­nar a Vi­lla Unión y con­ti­nuan­do ha­cia el sur, la Ru­ta 40 cru­za el río Ber­me­jo, pa­sa por Guan­da­col y lue­go por Hua­co. En es­ta lo­ca­li­dad aún pue­de vi­si­tar­se el his­tó­ri­co mo­li­no de agua, el cual has­ta la dé­ca­da del setenta se usa­ba pa­ra mol­tu­rar los ce­rea­les que en es­ta co­mar­ca se da­ban en abun­dan­cia.

 

De Já­chal pue­de su­bir­se a un oa­sis ver­de pre­cor­di­lle­ra­no for­ma­do por los pue­bli­tos de Ro­deo, Las Flo­res, Igle­sia y los ba­ños de Pis­man­ta. Cer­ca de es­tas ter­mas se en­cuen­tra la his­tó­ri­ca ca­pi­lli­ta de Achan­go cu­yo pi­so, que es de ado­be, es­tá cu­bier­to por ta­pi­ces.

 

Des­de Las Flo­res es po­si­ble to­mar el ca­mi­no in­ter­na­cio­nal que as­cien­de por la que­bra­da de Agua Ne­gra has­ta el pa­so an­di­no del mis­mo nom­bre, de 4.728 me­tros de al­tu­ra. An­tes de al­can­zar la si­lle­ta se pa­sa por los fa­mo­sos pe­ni­ten­tes (o agu­jas) de hie­lo.

 


Comments are closed.