montaña

Miranda y Villa Unión

Mi­ran­da, la cues­ta de los tres co­lo­res

La cues­ta de Mi­ran­da con sus 11,5 ki­ló­me­tros de ex­ten­sión, sus 320 cur­vas y una al­tu­ra de 2.020 me­tros en Bor­do Atra­ve­sa­do, une Los Lla­nos con el oes­te de La Rio­ja. Es una sin­fo­nía de co­lo­res: el ro­jo de la are­nis­ca, el ver­de de la ve­ge­ta­ción y el azul eter­no del cie­lo.

 

Des­de el pie de la cues­ta se tie­ne ac­ce­so a Ai­cu­ña, lo­ca­li­dad que por ha­ber que­da­do du­ran­te si­glos ais­la­da del trán­si­to ge­ne­ral cuen­ta con un ele­va­do por­cen­ta­je de al­bi­nos en­tre sus ha­bi­tan­tes, la ma­yo­ría de ape­lli­do Or­me­ño. Des­de la to­rre de la ca­pi­lla se tie­ne una vis­ta del pue­blo, don­de la prin­ci­pal ac­ti­vi­dad es el cul­ti­vo de nue­ces.

 

Vi­lla Unión: pun­to de par­ti­da pa­ra mu­chas aven­tu­ras

La piedra movediza de Villa Unión es prác­ti­ca­men­te des­co­no­ci­da por el gran pú­bli­co. Según parece, la mo­le era ve­ne­ra­da por los in­dí­ge­nas, pues es­tá cu­bier­ta por pe­tro­gli­fos. Cuan­do se la em­pu­ja, os­ci­la so­bre su ba­se.

 

Al nor­te de Vi­lla Unión se en­cuen­tra Vin­chi­na, don­de so­bre­vi­ve el mo­sai­co de una es­tre­lla de pie­dras mul­ti­co­lo­res cons­trui­da por los na­tu­ra­les con fi­nes pro­pi­cia­to­rios. Más allá de Vin­chi­na el ca­mi­no con­ti­núa por la Que­bra­da de la Tro­ya a Ja­güe, y de aquí a la La­gu­na Bra­va y al pa­so in­ter­na­cio­nal Pir­cas Ne­gras.

 

Ma­jes­tuo­so y sem­pi­ter­no: el co­lo­sal ma­ci­zo del Fa­ma­ti­na acom­pa­ña al via­je­ro en los vas­tos bol­so­nes del su­does­te de La Rio­ja.

 

 

 


One Reply to “Miranda y Villa Unión”

  1. Si van camino a Villa Union,al costado de la ruta seguro van a encontrar el restaurante "El Diego",no dejen de probar sus empanadas de carne…sin dudas las mejores de Argentina!!

Comments are closed.